Camba Bolsa

VM. Esta historia es muy utilizada por las madres misioneras, como amenaza si no se duermen, se niegan a comer, desobedecen las órdenes de los mayores, exploran lugares marcados como prohibidos, se entregan a vicios solitarios o andan fuera de casa a deshora .

Cuenta la leyenda que el Camba Bolsa (negro de la bolsa), es un hombre alto y delgado con tez apesumbrada, desagradable, desprolijo, sucio y encorvado, arrastra su pierna izquierda al caminar,  recorre el poblado asustando a los niños y posee una enorme bolsa, donde va recolectando criaturas, que andan solos a la siesta.

Muchas veces Camba Bolsa, se lleva los chicos al monte y los abandona, bien lejos de su casa, para que no sepan como volver a sus hogares y se lo coman las bestias salvajes de la selva. En otras ocasiones los regresa después de algún tiempo, flacos y medios tontos, pero les enseña una lección: no desobedecer a sus padres andando solos por ahí.