Incertidumbre en Cuba el día después de la muerte de Fidel

Incertidumbre en Cuba el día después de la muerte de Fidel
Incertidumbre en Cuba el día después de la muerte de Fidel

Después de la conmoción inicial por la noticia de la muerte de Fidel Castro, los cubanos empezaron este sábado a rendir un masivo homenaje al histórico líder de la Revolución, agitando banderas, rezando en las iglesias y escuchando los míticos discursos de quien dominó la vida política de la isla por generaciones.

¬ęFidel no est√° muerto porque la gente es Fidel. ¬°Yo soy Fidel!¬Ľ, exclam√≥ el l√≠der estudiantil Ra√ļl Alejandro Palmero en la Universidad de La Habana, donde cientos de j√≥venes cantaban consignas revolucionarias y coreaban ¬ęViva Fidel, Viva Ra√ļl¬Ľ.

Los restos de Fidel Castro ser√°n inhumados el 4 de diciembre. El funeral se realizar√° en el cementerio ¬ęSanta Ifigenia¬Ľ de Santiago de Cuba, este de la isla, despu√©s de una serie de homenajes y un acto de masas en la tradicional Plaza de la Revoluci√≥n de La Habana.

Seg√ļn anunci√≥ la comisi√≥n organizadora del Comit√© Central del Partido Comunista, el Estado y el Gobierno, a partir de este s√°bado la poblaci√≥n de la capital podr√° acudir a rendirle merecido homenaje a su l√≠der en el Memorial ¬ęJos√© Mart√≠¬Ľ.

Entre el lunes y el martes, agrega la nota, ¬ęen los lugares que se informar√°n oportunamente en cada localidad, incluida la capital, todos los cubanos tendremos la posibilidad de rendir homenaje y firmar el solemne juramento de cumplir el concepto de Revoluci√≥n, expresado por nuestro l√≠der hist√≥rico el primero de mayo del 2000, como expresi√≥n de la voluntad de dar continuidad a sus ideas y a nuestro socialismo¬Ľ.

El martes pr√≥ximo ¬ęse realizar√° un acto de masas en la Plaza de la Revoluci√≥n ¬ęJos√© Mart√≠¬Ľ de la Capital, inform√≥ el comunicado.

Sus restos ser√°n cremados y sus cenizas atravesar√°n toda la isla desde La Habana a Santiago, donde se realizar√° un funeral la ma√Īana del domingo 4 de diciembre tras nueve d√≠as de luto decretados por el gobierno comunista. Ese mismo d√≠a, a las 19, se realizar√° un acto de masas en la Plaza ¬ęAntonio Maceo¬Ľ de Santiago.

En el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, descansan los restos del pr√≥cer Jos√© Mart√≠ y de numerosos cubanos ilustres. Fue inaugurado en febrero de 1868 y el 22 de abril de ese a√Īo comenzaron los primeros enterramientos. Es el primer camposanto que se utiliz√≥ oficialmente en Cuba. Muchos de sus mausoleos y tumbas son consideradas adem√°s como obras de arte. Otros cubanos sepultados en Santa Ifigenia fueron los h√©roes independistas Jos√© Maceo y Carlos Manuel de C√©spedes.

‚ÄĘ El pesar de los cubanas en la despedida a su l√≠der

¬ęFidel forma parte de nuestra vida, yo tengo los mismos a√Īos que la Revoluci√≥n y aunque es ley de vida, nunca pensamos que llegase este d√≠a¬Ľ, afirm√≥ Yanela, una vendedora de un agromercado de La Habana.

Algunos turistas sentían que estaban viviendo un momento histórico, de los que no salen en las postales sino que se convierten en experiencias que se contarán siempre en el futuro.

¬ęNunca hab√≠amos estado aqu√≠ antes y quer√≠amos ver Cuba, antes de que esto cambiase, pero la verdad que nos ha desbordado la situaci√≥n, todo el d√≠a nos llaman familiares y amigos para preguntarnos¬Ľ, asegur√≥ Sof√≠a, una turista espa√Īola en la puerta de un c√©ntrico hotel.

En el Malec√≥n, el tradicional paseo mar√≠timo de La Habana, unos ni√Īos entrenaban al b√©isbol con normalidad, como hacen cada s√°bado. En cambio los espect√°culos p√ļblicos fueron suspendidos durante el duelo oficial. Mientras en las calles de La Habana apenas se registraba circulaci√≥n de veh√≠culos, las tiendas aumentaban los inventarios de los almacenes por un posible incremento en las compras en estos d√≠as en los que los cubanos pasar√°n m√°s tiempo en las casas siguiendo por televisi√≥n las noticias.

¬ęMe siento realmente triste. Cuando enferm√≥ me pas√≥ lo mismo pero sab√≠a que estaba a√ļn aqu√≠ entre nosotros¬Ľ, dijo Sara Ortega, de 73 a√Īos de edad, a ANSA. ¬ęSiempre lo recordar√© joven, como cuando lo vi por vez primera en La Habana. Era como si fuera de mi familia¬Ľ, agreg√≥ mientras tomaba fresco en el muro del Malec√≥n en este d√≠a suavemente soleado.

¬ę¬ŅEs verdad que Fidel muri√≥?¬Ľ, pregunt√≥ Esteban, un chico de 12 a√Īos. Ante la respuesta afirmativa, dijo: ¬ę√Čl era nuestro dirigente¬Ľ.

En los alrededores del estadio Latinoamericano, el mayor de b√©isbol de Cuba, en el trayecto, vecinos del lugar conversaban sobre el tema. ¬ęYo vi a Fidel muchas veces en el estadio. Recuerdo un juego en 1959 en el que particip√≥ como lanzador en un equipo llamado ‘Los Barbudos’, explic√≥ Mario, un jubilado de 83 a√Īos de edad. ¬ęFidel era un hombr√≥n que impresionaba mucho¬Ľ, record√≥.

En tanto, Ra√ļl Valdespino, un neurocirujano de 70 a√Īos, dijo a EFE que Fidel fue ¬ęun l√≠der indiscutible desaparecido f√≠sicamente, pero es un estadista que vivir√° eternamente en el pensamiento de los hombres con decoro y dignos en Cuba y cualquier otro pa√≠s¬Ľ.

Mientras esperaba un colectivo Yarelis Hermida, estudiante de Historia de la Universidad de La Habana, de 22 a√Īos, opin√≥ que el comandante ¬ęsiempre va a ser una gran figura y un paradigma no s√≥lo para los j√≥venes cubanos sino para todo el mundo¬Ľ.

Este s√°bado, Mar√≠a del Carmen Gonz√°lez, de 56 a√Īos y empleada de una tienda estatal, declar√≥ que aunque conoc√≠a que Fidel Castro estaba delicado de salud desde hace varios a√Īos, le hab√≠a sorprendido su muerte, que considera ¬ęuna gran p√©rdida¬Ľ, porque se trata de un hombre que es ¬ęun personaje hist√≥rico, genial, inteligente y todo un presidente¬Ľ.

A Manuel El√≠as Garc√≠a, de 78 a√Īos, un jubilado que ahora trabaja por contrato, el fallecimiento de Castro le caus√≥ ¬ędolor¬Ľ, y explic√≥ que se siente ¬ęagradecido¬Ľ porque ¬ęgracias a √©l un campesino cortador de ca√Īa nacido en una familia pobre de ocho hermanos antes de la Revoluci√≥n, est√° hoy aqu√≠¬Ľ.

El expresidente y l√≠der de la Revoluci√≥n cubana Fidel Castro muri√≥ el viernes a los 90 a√Īos de edad, tras permanecer alejado del poder a causa de una enfermedad intestinal desde 2006, cuando deleg√≥ sus cargos a su hermano Ra√ļl. (√ĀMBITO)

Comentar con Facebook

Visitemos Misiones no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.