¬ŅHay tesoros ocultos en Candelaria?

¬ŅHay tesoros ocultos en Candelaria?
¬ŅHay tesoros ocultos en Candelaria?

Desde los primeros rescates arqueol√≥gicos, cientos de cazadores de tesoros recorrieron el lugar, dando origen a las historias de los lugare√Īos, que hablan de los fabulosos tesoros a√ļn ocultos a la vera del r√≠o, a muy pocos metros de las Reducciones Jesu√≠ticas de Candelaria.

¬ŅHay tesoros ocultos en Candelaria?
¬ŅHay tesoros ocultos en Candelaria?

Los restos en elevaci√≥n de muchos de los terrenos contiguos a las reducciones, a√ļn sin explorar, dieron origen a las primeras historias de aquellos cazadores de tesoros que se hicieron millonarios de la noche a la ma√Īana al toparse con cofres o piezas hist√≥ricas talladas en oro y cobre.

‚ÄúAc√° encontraron de todo, desde cofres de madera con objetos no se si de oro, pero s√© que llevaron cosas enterradas y despu√©s se fueron y ahora son millonarios, conozco incluso un caso de un hombre que hasta puso una cadena de supermercados en la zona centro para toda su familia y dicen que es por lo que encontr√≥ en Candelaria‚ÄĚ, afirma Antonia Lucero, vecina del lugar.

En las antiguas reducciones, muchos de los objetos que nunca se recuperaron eran de plata y oro, como los vasos sagrados de la nueva religi√≥n, los altares, las patas de las mesas, …los adornos para la cabeza, las manos y el cuello. Las coronas y las aureolas de los santos, los candelabros y losa copones entre otros. ¬ŅPero d√≥nde est√°n actualmente?.

Los talleres de plateros en las Misiones se encargaban adem√°s de confeccionar cientos de objetos que hoy son anhelados por cientos de buscadores de tesoros y que pudieron estar enterradas a orillas del Paran√°.

Al momento de haber ganado notoriedad p√ļblica la legendaria versi√≥n de la existencia de un gran ‚Äútesoro‚ÄĚ de los jesuitas. Se dec√≠a que en la imposibilidad de transportarlo a Europa o por el riesgo de perderlo frente a los Bandeirantes o en manos de los gobiernos del absolutismo ilustrado, que eran fuertemente liberales y adversos a la Orden, los padres hab√≠an optado por enterrarlo en alg√ļn remoto conf√≠n de sus pueblos indios, uno de ellos Candelaria, por ser el m√°s cercano al r√≠o.

La Reducci√≥n de Candelaria fue sede Superior de las Misiones y centro administrativo de las mismas. En el Cabildo de este pueblo los misioneros, en 1.810, se comprometieron con la causa revolucionaria de Mayo. Por el tratado de comercio y l√≠mites firmado en 1.811 con Asunci√≥n, Candelaria, junto con los otros cuatro pueblos paranaenses, qued√≥ bajo la ¬ęcustodia¬Ľ del Paraguay. En 1.815 fueron recuperados por Andr√©s Guacurar√≠, pero en 1.821 fueron tomados nuevamente por los paraguayos, en cuyo poder quedaron hasta 1.865.

Situación vestigios:

Los vestigios m√°s evidentes se pueden apreciar en los terrenos de la actual Unidad Penitenciaria. Por lo dem√°s, el pueblo actual se ha impuesto con su trazado urbano al primitivo trazado de la Reducci√≥n. Los restos en elevaci√≥n que persisten comprenden a los Talleres. All√≠ pueden observarse muros en toda su altura, columnas y pisos. Se trata de una edificaci√≥n que pose√≠a una planta alta y probablemente un subsuelo. Funcionaban all√≠ parte de los oficios, dep√≥sitos y locales administrativos. En lo que respecta a los dem√°s vestigios de la Reducci√≥n, persisten a√ļn en los lotes del pueblo, entre las viviendas, en los espacios libres de edificaci√≥n y en las calles. Se conservan sobre el nivel del suelo, bajo la superficie y en forma de mont√≠culos, pudi√©ndose detectar cimientos, pisos y variados elementos pertenecientes al per√≠odo reduccional.

Por: Prof. Eduardo Silva para Visitemos Misiones

Comentar con Facebook

Visitemos Misiones no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.