Exceso de azĂșcar en sangre, el enemigo silencioso

El exceso de azĂșcar esta directamente relacionado con el cĂĄncer de pĂĄncreas, colon y otros, segĂșn recientes estudios.

Exceso de azĂșcar en sangre, el enemigo silencioso
Exceso de azĂșcar en sangre, el enemigo silencioso

Es por todos conocido el peligro que supone el exceso de azĂșcar en sangre, lo que llamamos glucemia, tanto por la probabilidad de producir una diabetes como por descontrolar las «hormonas del hambre», la insulina y el glucagĂłn y hacernos descontrolar nuestro apetito. Sin olvidar de la capacidad de que ese azĂșcar se transforme en grasa y hacernos «engordar».

Ahora sabemos que hay algo mĂĄs. Se ha conseguido relacionar el exceso de azĂșcar con el cĂĄncer. Un estudio llevado a cabo por la Universidad Rey Juan Carlos ha demostrado la relaciĂłn del exceso de azĂșcar en sangre con el aumento de la acciĂłn de una proteĂ­na llamada ?-catenina, Un enemigo silencioso capaz de convertir una cĂ©lula sana en una cĂ©lula tumoral e inmortal y hacer que prolifere de forma descontrolada: para que lo entendĂĄis, capaz de producir cĂĄncer de intestino delgado, mama, ovario, pĂĄncreas, colon u otros.

Los azĂșcares, necesarios en cantidades moderadas, pueden convertirse en veneno si alcanzan niveles elevados en la sangre. AdemĂĄs, los datos epidemiolĂłgicos reflejan que la frecuencia de ciertos tipos de cĂĄncer puede llegar a ser el doble en poblaciones con niveles elevados de azĂșcar en sangre como los obesos o los diabĂ©ticos. Parafraseando a Paracelso: «¥El veneno estĂĄ en la dosis!».

Los cambios metabólicos promovidos por la dieta impactan directamente sobre nuestro riesgo de padecer cåncer. Este hallazgo abre nuevas perspectivas de investigación sobre qué otros componentes de la dieta pueden modular nuestro riesgo de cåncer. La dieta es una de las formas mås fåciles y baratas de prevención que puede ahorrar mucho sufrimiento y dinero al Sistema Nacional de Salud.

Comentar con Facebook

Visitemos Misiones no se hace responsable ni partĂ­cipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta secciĂłn. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.